Pensamientos, reflexiones e ideas católicas

El objetivo de este blog es compartir en forma ordenada ideas, pensamientos y reflexiones que provienen del catolicismo o son compatibles con él. Decimos compatibles, porque aunque este evidentemente es un blog católico, queremos, -como dijo una vez Etienne Gilson- someternos "alegremente a la verdad, cualquiera que sea la época o dirección de donde venga" (1).   En otras palabras somos cristianos católicos y creemos en la verdad con V mayúscula, pero si encontramos una verdad en el budismo o en la filosofía zen, no nos causa pánico reconocerla como si fueramos niños asustados por el "coco".

Muchas de las ideas que vamos a exponer no son nuestras, en otras ocaciones publicaremos artículos de opinión propia. Cuando expongamos un tema que no es propio, -lo cual sucederá con gran frecuencia- citaremos los autores de los cuales provienen dichas enseñanzas para que el lector pueda saber donde buscar mayor información al respecto cuando desee hacerlo. Lo que si es nuestro es la redacción y el orden en que se articulan los temas.  

Digamos que este blog es sobre todo una "libreta de apuntes" y comentarios de un estudiante que busca la sabiduría y quiere ordenar lo mejor posible en su "libreta" lo que de valor va conociendo en ciertos maestros".  En este caso "los maestros" son grandes santos, filósofos, científicos, profesionistas y en fin, hombres y mujeres de todos tipos y de distintas épocas y lugares muy variados.  

Utilizar las propias palabras para explicar las ideas de otros obviamente no significa que se desee cambiar el sentido a lo que el autor original dijo sino todo lo contrario. Somos conscientes  de que cambiando las palabras se puede cambiar el significado y atribuir a un hombre o una institución lo que nunca dijo, pero también es inevitable en muchas ocaciones que al leer un mismo texto dos personas entienden cosas completamente diferentes. Todos los que leemos una obra nos volvemos necesariamente un poco interpretes, aunque evidentemente hay interpretes más autorizados que otros y formas diversas y mejores o peores de hacer interpretación. Por eso citaremos las enseñanzas que exponemos y comentamos, para que cada quien pueda verificar y juzgar por sí mismo si el sentido de las ideas es él mismo o es otro.

Finalmente, quisieramos que en la medida de lo posible, este blog fuera como un mini "mapa" del catolicismo. Algo que pudiera dar una cierta idea de lo valioso que es el pensamiento cristiano católico, aunque obviamente quién desee conocer verdaderamente el catolicismo deberá hacerlo introduciéndose a una vida de oración y práctica de la virtud moral e intelectual.

  1. Etienne Gilson, el amor a la sabiduría, discurso en Harvard.